Ana + Toni


Antes de la boda.

Conocí a Ana y Toni un año antes de su boda. Concretamente en la boda de la hermana de Ana, en la que también fui su fotógrafo. Desde el primer momento me mostraron su ilusión e interés por la fotografía y las ganas de trabajar un reportaje muy completo que abarcara desde “el antes” hasta “el después” de la boda.

Para su preboda elegimos el centro de Málaga y Muelle Uno. Entre las luces y sombras que se trenzaban por las calles, trabajamos una sesión muy dinámica y divertida. Por si no fueran suficientes mis fotografías, Toni trabajaba un reportaje alternativo con  su teléfono móvil 😀 .

Día de la boda.

La boda se celebró en Hacienda del Álamo . Los novios decidieron vestirse allí mismo, cada vez es más común y me parece un acierto por comodidad de los novios e invitados que todo transcurra dentro de una misma localización. Es la mejor forma de aprovechar el día al máximo. Toni, con su porte calmo se ajusta su corbata mientras ve por la ventana la llegada de algunos invitados.

Ana se mira en el espejo mientras le ayudan a vestirse su hermana y su madre. Llega la hora y Toni debe estar esperándola, así que ultima sus preparativos y baja las escaleras envuelta en la luz que se cuela por la puerta que conduce hasta la ceremonia.

La cara de Toni transmite tranquilidad pero un cambio en la mirada y una sonrisa, anuncia que Ana ha “entrado en escena”. Mientras se acerca a él por el pasillo de invitados, solamente se oye silencio. Apuesto a que Ana pudo verse reflejada en el brillo de los ojos de Toni.  Da comienzo la ceremonia y sus manos se unen para no soltarse en ningún momento prácticamente. Entre cruces de miradas, palabras de familiares y el cariño de todos los allí presentes, llega el ” Sí quiero”, el ” vivan los novios”  y el aplauso final al unísono.

Comenzaba la celebración. Los nervios desaparecieron moviendo las ramas de los árboles y el cóctel ambientando con temática de cine procuraba un ambiente acogedor, elegante y diferente. Poco tiempo después, durante la cena, la música de arpa y guitarra de fondo creaban un ambiente y una energía mágicos. Al oir la versión de “Mad World” interpretada en directo, no pude evitar acercarme y quedar completamente hipnotizado hasta que finalizó.

Tras la suelta de globos en memoria de los que les acompañaban desde el cielo, comenzaban su primer baile como marido y mujer. Música, brindis alegría y fiesta para culminar un día perfecto.