Ruben + Cayetano


Recién estrenado el verano, tuvo lugar la boda de Cayetano y Rubén. Durante los preparativos, ya sea por descuido o por la emoción del día, dejaron al descubierto su identidad secreta… ¡estaba ante Superman y Flash!. Superman esta vez, con más tranquilidad y con más espacio que en una cabina telefónica, se vestía con un traje especial diseñado para la ocasión.

Flash se vistió despacio… a su manera. Tuvimos que repetir 7 veces la toma, para capturar una sola fotografía del proceso, ya que a la vista solamente se veía un borrón y era difícil trabajar con la fuerte corriente de aire que movía violentamente las cortinas y hacía vibrar los cristales de las ventanas.

La hora se acerca, y los novios deciden llegar a la ceremonia en coche. Un imponente mustang descapotable de color rojo.  Así sus superpoderes no serían el centro de atención y motivo de conversación en la boda.

Acostumbrados a un sinfín de situaciones límite y emociones, Cayetano y Rubén demostraron que los superhéroes también lloran, aunque solo sean unas pocas veces. Esa emoción se propagó con una enorme onda expansiva a través de todos los invitados.

Poco más tarde llegó la esperada fiesta. Hora de celebrar y no dejar nada para el día siguiente. Entre abrazos y muestras de cariño de los suyos las horas se hacían más y más cortas.